Las varices son el resultado de la dilatación de las venas. Las causas de las varices pueden ser muy variadas y las complicaciones que pueden llegar a provocar también. Algunos ejemplos de estas complicaciones podrían ser enfermedades como la trombosis, las manchas en la piel, las úlceras o la flebitis.

Entre las causas de las varices se encuentran los factores genéticos, enfermedades, la calidad de vida, situaciones especiales relacionadas con las hormonas (por ejemplo el embarazo). La esclerosis vascular (también conocida como escleroterapia) es uno de los tratamientos más comúnmente utilizados en el caso de pequeñas arañas vasculares. No importa donde estén localizadas las varices, este tratamiento es efectivo siempre y cuando el tamaño de las mismas sea pequeño.