Para el tratamiento vascular, angiomas faciales y puntos de rubí se utilizan energías lumínicas muy especiales (Láser Neodimio), que logran la coagulación y el cierre de esos pequeños vasos.

Se percibe solamente una pequeña sensación térmica. El tratamiento se resuelve en una o varias sesiones de periodicidad mensual.

Eliminación de tatuajes.